CAP OU PAS CAP?

El texto inicial que tenía pensado para esta página de «Las 10 menos cuarto» era este:

«Hola, soy Mónica. Me gustan las barbas, odio a la gente que sonríe mientras corre y estoy como una puta cabra.

Por lo demás todo bien».

La verdad es que no iría muy desencaminado porque en realidad, así soy yo. Escribir sobre uno mismo siempre es complicado y más cuando es para que se vea públicamente así que, como suelo hacer, me definiré en una acción cotidiana de la vida.

Me gusta ducharme con agua caliente. Heredé de mi abuelo una temperatura corporal muy baja por lo que a la mínima tengo frío. Mis pies siempre están fríos y es algo terrible cuando me voy a dormir. Dormir con calcetines no es erótico pero es calentito, y a veces lo segundo prima más que lo primero. Más que a veces, siempre.

Me gusta ducharme con agua caliente y tentar a la suerte. Una vez que el primer chorro de agua cae sobre mí y siento que arde, espero unos segundos hasta acostumbrarme para seguir girando el grifo hacía el color rojo hasta que, en la mayoría de las ocasiones, consigo llegar al tope.

Y creo que esa acción cotidiana de la vida me define como persona. Porque giro el grifo hacia el agua caliente en todos los ámbitos.

Me gusta esa sensación que te recorre el cuerpo cuando sientes el agua caliente en un día de invierno… sería para mí una bonita definición de estar en calma. Busco la ducha para estar en calma. Es cierto que me da mucha pereza el trámite hasta llegar a ella, pero al final la ducha y la calma siempre llegan. O bien porque la sociedad ha impuesto la higiene como algo necesario, o bien porque después de la tormenta… llega la calma.

Creo que en mi cabeza la calma solo dura el tiempo que dura la ducha, pero menos es nada. Soy Mónica, me gustan las películas de amor, hablar con los perros, llorar como si no hubiera un mañana, exagerar la vida, dramatizar la existencia, reír, comer con ganas, en especial las espinacas con bechamel que hace mi madre.

Pienso en blanco y negro porque me parece más romántico. Me gustan los besos largos y se me da fatal dar abrazos. Mi madre dice que soy como una tortuga, mi hermano más bien me asemeja a una foca y a mí me encantaría ser una leona.

Hablo mucho y rápido. Quiero mucho y lento. Disfruto en un concierto si hay guitarra de por medio.

Canto fatal y bailo peor. Han llegado incluso a prohibírmelo. Y mi corazón… mi corazón gira tanto el pomo hacia el agua caliente que normalmente… se quema.

 

Mónica Rincón Candeira

 

 

Escribo porque hablo tanto y tan rápido que no me entenderías

This error message is only visible to WordPress admins

Error: No connected account.

Please go to the Instagram Feed settings page to connect an account.