Las 10 menos cuarto

El pilla-pilla

¿Recuerdas el juego del “pilla- pilla”? Hasta una persona con una memoria como la tuya sería capaz de recordarlo así que daré por hecho que sí. El caso es que hoy estaba pensando en todo y en nada, que es algo que como sabes se me da muy bien, y me ha dado pensar en...

leer más

La cama de mamá

Cuando mi hermano y yo éramos pequeños y nos poníamos malos, mi madre nos dejaba dormir en su cama. Era, sin duda, lo mejor de estar enfermos. La cama de mis padres siempre fue uno de mis lugares favoritos de casa. Era enorme. Pero enorme, ¿eh? Cuando te metías bajo...

leer más

La boda sin hashtag

Creo que todavía me dura la resaca del sábado. O del domingo. A decir verdad no sé cuándo empezó la resaca. Pero creo que todavía no ha acabado. Por desgracia… o por suerte, según se mire. En la boda de mi prima tuve tres funciones de las cuales cumplí dos más o menos...

leer más

Las cosas que no pueden ser

Me ha mandado un whatsapp mi amiga Esther con el directo, en forma de una especie de vídeoclip, de la canción de Leiva, “Godzilla”. Aunque el vídeo está hecho en el concierto del domingo en Madrid y no del sábado (que fue al que acudimos Esther y yo como dos fans...

leer más

El cólico renal

A menos de una semana de cumplir los 30 veo necesario dejar por escrito las últimas enseñanzas que me ha dado la vida durante el mes de mayo y de junio. Que dicho así parece todo muy breve, pero han pasado cosas. ¡Han pasado muchas cosas! Para empezar con las buenas,...

leer más

El parqué

Vienes y me pisas lo que ya había fregado, dejas las huellas de las suelas de tus zapatos marcadas en el parqué de mi casa y luego te vas. Y miro el pasillo y compruebo de nuevo que tus pies me parecen enormes en comparación con los míos, que sigues llevando las...

leer más
«En mi cabeza hay un bolígrafo que no para de escribir, he intentado que pare, pero va por libre.

Soy Mónica Rincón y pienso en blanco y negro. Me gusta llorar, a veces dramatizo».

¿Quieres escribirme?

4 + 9 =